Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 2 años

lunes, 28 de octubre de 2013

14 de agosto de 2013



En nuestro aniversario

Vuelvo a la ilusión, vuelvo al amor y vuelvo al vicio como una forma de volver a ti. Siempre serás mi mar, mi deseo más infernal y sublime. Ahora te veo de lejos, desprendida de ti mi carne y mmi alma, si hay algún hilo rojo uniéndonos aun ya no lo veo.

Te miro hacia atrás, de reojo y por la espalda. Amar sin poseer siempre fue el fin del camino, ¿cómo  podría haber sabido que lo hicimos desde el principio? Siempre caminando en sentidos opuestos y sentirnos al lado del otro tomando nuestras manos. Tan cerca y tan lejos. Tan lejos y tan dentro.

Un faro apagado no guiará barcos. Un mar embravecido no salva marineros errantes. ¿El caos tiene en su centro la anhelada calma? El viento no me hará volar por más que lo respire. Para que un fuego dé calor ha de destruir primero aquello                que quema, y las cenizas sólo son el vestigio de lo que al fuego dio vida más no así, de aquello a lo que el fuego dio calor.

Las sombras no son reflejo de nada, no es el alma que se nos escapa  y el cigarrillo seguirá consumiéndose entre mis dedos aunque no lo fume y al fumarlo, no le doy ni le quito vida.

Así, tú eres el mar, un mar rojo y embravecido, un faro apagado, una sombra, las cenizas…el cigarrillo en mi mano que se ha consumido ya.