Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 2 años

miércoles, 29 de julio de 2009

Cuatro días, me quedan sólo cuatro días de felices vacaciones, descanso tan merecido. Debo confesar que son las primeras vacaciones que las siento como tales, descansé por completo de asuntos académicos, de trabajo, de familia y de compañeros.

Ahora me siento llena de energía y con los ánimos al cien para regresar, y tengo dos grandes retos que deseo lograr.

Espero que la siguiente semana ya tenga laptop para poder regresar a mi medio de catarsis...

viernes, 17 de julio de 2009

¡El colmo!


Hoy tenía una consulta médica que me ponía nerviosa, pues la primera vez que vi a esa doctora fue para darme malas noticias y la segunda para ponerle solución, ésta que era la tercera se supone que era para ver si la solución de la segunda visita había funcionado, así que efectivamente me asustaba...

En fin, esta vez tome la "taruga" (medio de transporte muy solícito en mi ciudad) en la dirección correcta, me bajé en la estación que tenía que hacerlo y caminé las cuadras correspondientes hasta llegar al consultorio con unos diez minutos de retraso.

Mi doctora me recibió muy amable y contenta (como todas las veces que la he visto), el procedimiento fue sencillo y rápido, tarde más en llegar que en lo que me reviso, conecto sus aparatitos, encendio la pantalla y me colocó en la posición correspondiente para que yo pudiera ver todo, excelente, mi recuperación había sido excelente, unas pequeñas zonas aún no cicatrizaban por completo pero en general todo estaba perfecto. Al fin pude respirar y sonreír tranquila.

Fue tanta mi felicidad que de regreso no puse atención en la "taruga" y tome la ruta equivocada, dándome cuenta hasta que llegó al final de su recorrido, ahora conozco el parque Juárez, jaja, y sólo porque toda la gente se levanto de sus respectivos asientos y salio.

Esta bien, me dije, tomaste la ruta equivocada tranquila ahorita lo solucionamos, veamos estas en el parque Juárez ok, oh por allá se ve un boulevard si no debo estar tan lejos, ¡qué! el Timoteo Lozano, no puede ser ok, ok, me estoy asustando, no se donde estoy!!!!

Decidí regresar por donde había entrado la "taruga", según yo y mi mala memoria, recordaba que sólo una estación antes podía tomar la ruta correcta, pero no!!!! tuve que caminar tres estaciones más hasta encontrar el boulevard correcto, en el trayecto conocí dos colonias nuevas: La Luz y Villanueva; eso me pasa por distraída....

Cuando al fin encontre el Torres Landa la "taruga" que debía tomar estaba pasando a mi lado y jamás alcanzaría a llegar a la estación antes que ella, mmm, esta bien, al cabo que ni quería mejor tomaré el urbano. Pero es el colmo, siempre tengo esa suerte, tal parece que el juego consiste en a ver cuantas rutas se le escapan a ... mi, jaja, sí, también el urbano pasó a mi lado antes de que yo pudiera llegar a la parada.

Pero como yo seguía feliz por las buenas noticias no me importo, total, ya pasaría otro no? En la plaza donde estaba la parada del urbano, se escuchaba música, tenía diez minutos por lo menos antes de que pasara el siguiente urbano así que fui de curiosa, jaja, un monton de viejitos bailando danzón, así es señores, quien crea que los ancianos son jorobados deberían verlos bailando danzón...un buen ejemplo de postura correcta para los adolescentes...

¡Ah! El urbano llegó antes, a correr... Sólo llegué una hora más tarde a mi deshabitada casa, jaja.

jueves, 16 de julio de 2009

Recordàndote


Para terminar de delatarme les dejo la letra de esta hermosa canción, algo viejita ya, de Jeannette, espero que el nombre se escriba así...


Corazón de poeta

Tiene la expresión de una flor,
la voz de un pájaro,
y el alma como luna llena
De un mes de Abril

Tiene en sus palabras calor
Y frío de invierno
Su piel es dura como el árbol
Que azota el viento

Y tiene el corazón de poeta
De niño grande y de hombre niño,
Capaz de amar con delirio,
Capaz de hundirse en la tristeza,
El tiene, el corazón de poeta,

De vagabundo y de mendigo
Y así lo he conocido
Y así me gusta a mi que sea,
Que tenga el corazón de poeta.

Tiene la arrogancia del sol,
Mirada cándida,
Su piel de nieve se hace fuego
Cerca de mi

Es amigo y amante fiel,
Ve las estrellas,
Camina junto a mi soñando
Con cosas bellas

Y tiene el corazón de poeta
De niño grande y de hombre niño,
Capaz de amar con delirio,
Capaz de hundirse en la tristeza,
El tiene, el corazón de poeta,

De vagabundo y de mendigo
Y así lo he conocido
Y así me gusta a mi que sea,
Que tenga el corazón de poeta,
...
El tiene, el corazón de poeta,
De vagabundo y de mendigo
Y así lo he conocido
Y así me gusta a mi que sea,
Que tenga el corazón de poeta.

Que tenga el corazón de poeta.

Sólo tú




Sólo tus ojos pueden desnudar esa sonrisa pícara en mis labios,
Sólo tus labios me saben a miel y derriten mi boca en tu boca,
Sólo tus manos saben llenarme de dulces caricias,
Sólo tú haces palpitar aceleradamente mi corazón
al pensar que voy a verte.

Y en mis sueños estás tú,
en mis fantasias y en los días que parecen casi reales,
en mis anhelos y mis deseos eres protagonista.

Despierto a tu lado aún creyendo que eres sueño,
porque a tu lado mi vida sabe a chocolate
y todo se ve amable, aunque los problemas sigan allí...

A tu lado me siento segura,
el miedo raras veces aparece y la confianza nunca se va,
te amo con todo lo que soy,
con cada palmo de mi cuerpo,
quiero sentirme asì por siempre...

Dedicado a ti amor.

...ya te extaño...

lunes, 13 de julio de 2009

De nuevo tú


Yo crei que te habías marchado y anoche entraste de nuevo por mi ventana, con ese rayo de luz que se confunde con la luna y no es más que la lámpara de la esquina. Volviste, me encontraste de nuevo como aquella noche en que tus palabras hicieron temblar mi piel, en que tus versos acariciaron mi alma.

No sé cómo me encontraste de nuevo, cambie mi dirección alejándome de ti, incluso cambie mi nombre y sin embargo anoche entraste como un vagabundo, dejando a tu paso la nostalgia del recuerdo.

Pero yo ya estaba prevenida, he de confesar que nunca más creí volver a verte, volver a hablarte, no después de aquel desliz en que claro me quedo lo que detrás de tus versos se esconde. Un poeta muerto, un poeta falso, un ser que a través de sus letra manipula a quien encuentra, se va y regresa pues nada tiene y en su soledad busca impaciente quien lo satisfaga por un instante...

viernes, 10 de julio de 2009

Helena


Se levantó tarde, permanecio en la cama una hora más ya despierta,
comenzó arreglándose las uñas de los pies,
se arregló como si esperara la llegada de un amante,
se alacio el cabello y se maquillo, incluso uso zapatos de plataforma.

Mandó algunos mensajes, dio varias vueltas por el cuarto,
se observó una y otra vez detenidamente en el espejo,
se veia sensual, y sonreía a su reflejo.

Pasaron dos horas y volvio a la cama aún vestida,
encendio el televisor y su laptop,
abrio su carpeta oculta de fotografías eróticas
que aún no terminaba de editar,
dedico varias horas a este trabajo.

Dieron las ocho de la noche y por primera vez salio del cuarto,
se dirigio al refrigerador y saco un jugo y busco algo de cereal,
regreso al cuarto, apago la luz, dejo la tele encendida y aparto la laptop de su cama,
se miró una vez más en el espejo,
dejo el cereal y el jugo en la mesa de la esquina
comenzó a desnudarse frente al espejo, hacia movimientos como si abrazara a alguien,
besaba un cuello invisible, al menos así lo era en la oscuridad.

En el reflejo del espejo una mano invisible desabotonaba los botones de su blusa,
ella hacia el cuello hacia atrás como si unos labios lo recorrieran, las manos de ella subían y bajaban recorriendo un dorso, bajando a donde debería estar el trasero.

Lo que fuera que estuviera con ella en el cuarto la levanto en sus brazos, quedando ella a simple vista flotando en el aire, la recostó en la cama y continuaron haciendo el amor...

jueves, 9 de julio de 2009

Capullito




Tenía tiempo deseándolo, nunca había negado que le excitaba ver, imaginar... pero también le daba miedo, para ella era ponerse completamente en las manos del otro, tan vulnerable, temía que su compañero fuera demasiado torpe o agresivo y la dañara.

Roberto no era ningún experto, también sería su primera vez explorando el capullito. Roberto es un hombre sensual, con hermosas manos masculinas de unos dedos largos y fuertes; tiene esa cara de niño que tanto le gusta a Dulce en los hombres, como conservando su ingenuidad infantil aunque en la realidad no quedara seña de ella.

Roberto llevaba también días pidiéndoselo, Dulce al fin accedio. Roberto comenzó ofreciéndole a Dulce un masaje sensual con aceite de hierbas en todo el cuerpo, la acaricio suavemente después, sin prisas hasta que ella se relajó por completo y comenzó a entregarse al éxtasis de la boca de él.

Roberto fue recorriendo con su lengua su abdomen, su cintura, se detuvo en sus pechos y volvio a bajar despacio hacie el vientre, allí se mantuvo un rato jugueteando con el piercing de su ombligo. Con su lengua hirviendo lamio su sexo, una, dos, tres veces y luego paso a la parte interna de sus piernas mientras con sus dedos jugueteaba con el clítoris. Dulce gemía despacio, entregándose por completo al placer, se concentraba sólo en las sensaciones de su cuerpo y se dejaba llevar, Roberto la guiaba.

Besándola en el cuello sin dejar de jugar con su sexo, la fue girando, quedándo de costado ambos, él por detrás comenzó a lamer su espalda, sus dedos hábiles seguían haciendo circulos en el clítoris mientras que con el índice daba golpecitos leves en la entrada de la vagina. Ella ya estaba completamente excitada, su sexo se derretía listo para recibir el miembro erecto de su amante.

Dulce se coloco a la orilla de la cama, incada y de la cintura para arriba recostada sobre una almohada, con una mano continuo acariciandose el clítoris mientras pedía a Roberto que la penetrara, él lo hizo despacio, muy suave haciendo que la punta esponjosa de su pene llegara al fondo provocando que rozara la entrada del utero lo cual la llenaba de exquisito placer. Mientras tanto, Roberto con suficiente aceite para masaje en las manos frotaba el trasero de Dulce, lo abría y cerraba amorosamente y con un dedo hacía circulos alrededor del capullito, así la llevó al primer orgasmo.

Continuo con masturbándola haciendo vibrar su dedo anular en la entrada de la vagina, sin penetrarla, el medio e índice acariciaban suavemente su clítoris y el pulgar jugueteaba con el capullito, poco a poco fue sintiendo cómo Dulce se relajaba aún más, pudiendo introducir un dedo dentro de su capullito sin causarle molestia.

Continuaron así, ahora Dulce se masturbaba mientras Roberto la penetraba una vez más y seguía estimulando al capullito, ahora eran dos dedos. Dulce estaba lista. Roberto introdujo lentamente su miembro en el capullito, Dulce seguía masturbándose, se quedó quieto mientras ella se acostumbraba a sentirlo dentro, luego comenzó a hacer movimientos suaves deteniéndose en momentos para que ella continuara relajada.

Dulce lo estaba disfrutando, después de una rato de ritmos suaves Roberto le alcanzó el vibrador, ella lo colocó en su clítoris a velocidad media, Roberto aumentaba el ritmo y la profundidad, ella ya estaba completamente extasiada y esto no le causaba dolor o molestia alguna, minutos más tarde alcanzó el clímax de manera tan intensa provocándo el orgasmo de Roberto y dejándola completamente exhausta.

Desde entonces, el capullito es siempre para Dulce un lugar de fiesta, algo para celebrar.

You are not alone


No estas sola mujer, mujer sensual y hermosa, a ti te sobran pretendientes, amores te rodean y ya que uno has perdido no temas estar sola que en fila india esperan una decena de hombres más.

Pero si ya veo, lo que te duele no es el corazón si no el orgullo, cómo se atrevió a dejarte, a ti la más hermosa, cómo se atrevio a dar media vuelta aún sabiendo que le dabas un lugar primordial, al menos este si tenía título, tu novio, eso era, nada más y nada menos que tu novio y el desgraciado ha decidido marcharse sin más.

Y ves a tu alrededor a todos esos otros sin titulo, al menos hay otros dos así, y te ruegan y suplican porque los veas, porque dediques siquiera unos instantes a verlos con esos ojos tuyos que disfrazan inocencia, ingenuidad y sensualidad. Pero ahora que saben que vos estais libre, quieres más bien que desaparezcan.

Volteas a ver a ese, ese que comenzó arrodillándose a tus pies como los otros y al poco tiempo te cambio las reglas, ya sin cadenas que te aten a nadie lo buscas de nuevo, tomas su rostro hermoso entre tus manos y lo besas en los labios. Esos labios que ya antes te llevaron al paraíso, te aprietas a su cuerpo y dejas que sus manos te recorran, y él empieza a creer que tal vez si, tal vez si lo quieres, quizá se deje envolver de nuevo por tu encanto o quizá decida alejarse por completo...

De todos modos tu encontraras otro, porque tu lista de espera es larga y te importará poco que ese se vaya también, después de todo nadie nunca dijo que hubiera algo entre los dos, tampoco dijeron que no lo hubiera...

martes, 7 de julio de 2009

Juega con Neli


Ella también sabía que lo extrañaría y como quisiera no hacerlo.

Cada vez que lo ve, cada vez que hacen el amor, cada vez que se despide lo hace guardando cada olor, cada sensación, cada escalofrío, cada imagen en su mente y cuerpo.

Neli se está volviendo loca, más loca, almacenando sabores y olores, gustos (gustos adquiridos). ¿A qué sabe? Es algo así como agrio y salado (no, no es limón con sal), ¿a qué sabe? Sabe a él, sólo a él.

Sólo tuya le dijo una noche, el inconsciente la traicionó, pero sólo de él es cierto, a que se refería Neli es que acaso hay más? Sí, hay más, hay varios más con los que ha querido jugar a "a ver si me atrapas" y a todos les dice que sí y a todos les deja plantados. Sólo es uno el que revienta su mundo, el que le cambia las reglas y es él quien juega a "a ver si me atrapas".

Y la socia le ha llamado por teléfono y sin ser pedida ha dado toda una explicación: "que yo no lo sabía, que ni te conocía, que no te he robado nada..." Mientras Neli se preguntaba cuál era el verdadero objetivo de la socia, que quería a estas alturas, justo cuando ella tambien comenzaba a divertirse, había aprendido a cambiar el juego y mover ella las piezas a su gusto, eso había desatado la llamada de la socia, lo sabía, pero en realidad qué queria...

Neli fue cordial con la socia, sabe cómo y qué decir, es astuta, tiene experiencia en responder sutil e ingeniosamente en situaciones embarazosas.

Y a quien Neli ha entregado todo, a quien dice sólo pertenecer sigue jugando con fuego; está claro que a Neli le fascina el fuego, las llamas tienen algo que la hipnotizan, la llaman y no la dejan ir, pero sabe mantener la distancia para no quemarse, lo aprendió cuando de niña le explotó el boiler en la cara quemándole todas las pestañasl.

Si ella le extraña, ciertamente no hay quien le haga el amor, pero no es eso lo que extaña. Extraña esa sensación que lo inunda todo, la sensación de su presencia...

Lázaro vs Marina

Marina

Busca con desespero dentro del desorden de su bolso las llaves escurridizas de su auto, un golf rojo modelo 93, mal cuidado y triste, tal parece el reflejo de su dueña. Al fin las encuentra y con mal genio logra abrir la puerta, se mete arrojando a un lado su bolso gigante que contiene los trabajos finales de sus alumnos de noveno cuatrimestre, enciende el carro y arranca bruscamente.

Siempre maneja de mal humor, hechando pestes mentales y una que otra vez también verbales, a todos los congéneres automovilistas que para su gusto son torpes, lentos y estúpidos; aunque para Marina poca gente vale la pena conocer, es irónica esa manera de ir por allí en la vida, tal como maneja vive, sin embargo con quienes se relaciona son en gran parte esas personas torpes y estúpidas.

Treinta minutos más tarde va subiendo por ese angosto callejón que es la entrada a esa casa, la casa en la que vive, rodeada de cerros, burros, vacas, perros y bueyes (unos cuantos de dos patas). Estaciona el auto justo en la entrada de la casa, apaga el motor pero no baja de inmediato, una sensación de dolor y vacío la acompaña y momentaneamente la ve reflejada en sus ojos a través del retrovisor. -Estoy sola- piensa y tiene toda la razón.

Desde su separación hace seis años o quizá más, está sola, sola con su culpa, sola con su dolor y remordimiento. Cada tarde es lo mismo de regreso de su trabajo, llega a esa casa, esa casa enorme para una sola persona, una casa diseñada para ser habitada por una familia grande, de esas antiguas de más de 5 hijos, una casa que ni siquiera era suya y dormir en ella representaba la burla de su vida misma, la caridad recibida a cambio. Si, la casa es de su exmarido...un proyecto mutuo que murio hace seis años.

Marina es una cuarentona y nadie, ni ella misma, sabe qué es lo que quiere de su vida, qué rumbo seguir; se comporta como una adolescente a veces caprichosa a veces tan consciente. Conoce a Lázaro mejor que nadie y por años ha utilizado diferentes artimañas para manipularlo, para a pesar de estar separados seguir controlando su libertad, su vida; lo ha logrado hasta esa noche, esa noche en que él le ha dicho no, ya no.

Marina está destrozada, cree que ha perdido el poder que tenía sobre Lázaro y ahora no encuentra una forma de volver a hacer temblar su mundo.

Lázaro

El celular ha sonado a las 5:00am en domingo, debe ser un mensaje de ella -piensa aún dormido y no se mueve, no quiere leerlo para que de nuevo el estómago se le haga un nudo y su día que aún ni siquiera comienza quede arruinado. Ella siempre ha tenido esa cualidad, de destruirlo todo antes de poder disfrutarlo, de crear una tormenta con solo su presencia.

Suspira, ya ha despertado y sabe que no podrá volver a dormir, toma el celular y lee el mensaje, ojalá se hubiera equivocado, pero la conocía tan bien...

"Estoy abajo ábreme o que no piensas hacer tiempo para hablar?"

Baja muy a su pesar, efectivamente estaba abajo parada viendo fijamente la puerta, como si pudiera atravesar el cristal con la mirada y verlo a él. Lázaro se estremeció, todavía a veces sentía como si estuviera desnudo ante ella, y ella mirándolo fría y despectivamente, con todo el poder sobre él.

Respiró profundo preparándose para lo que fuera que viniese en cuanto abriera esa puerta, esa delgada capa de cristal unida por metal blanco, que los separaba.

-Buenos días, pasa.
-Sólo vengo a darte esto (extendiendo un folder a sus manos), es la demanda de divorcio, quiero que lo firmes a mas tardar en una semana, de lo contrario procederé directamente con el juez.

Se dio la vuelta y se fue, no espero respuesta; Lázaro congelado no supo como reaccionar. El divorcio legal, libertad, pero porque lo hacia así si apenas ayer él había rechazado su petición de regresar, de intentarlo juntos de nuevo, incluso Marina se había comprometido a pedir ayuda profesional y poner todo de su parte, qué rápido cambiaba de decisión, qué rápido lo olvidaba... aunque eso en realidad no sorprendía a Lázaro fue más bien una patada de burro en los bajos que lo había dejado noqueado.

Si, lamentablemente ella aún tenía ese poder en sus manos. El poder de joder su vida.


Noches frías

Marina no puede dormir, su cama es húmeda y fría, el cuarto oscuro y demasiado grande para su solitaria humanidad. Da vueltas una y otra vez, se acurruca entre las sábanas, abraza las almohadas colocándo una entre sus piernas, intenta masturbarse la culpa la detiene... llora en silencio.

Lázaro no puede dormir, su cama es demasiado grande, enciende su lámpara de noche y se queda mirando el otro lado de la cama, la acaricia como si alguien estuviera allí a su lado, suspira y toma un libro grueso que dejó en el buró, comienza a leer pero a la segunda línea cierra el libro. Se pone a pensar en que necesita una mujer...

Y hace 6 años, la noche no fue diferente, los esposos yacen acostados cada uno en su lado de la cama, ella da vueltas sin poder dormir pero entonces no llora, está fría e indiferente; él mira el techo con lágrimas en los ojos, se gira dándo la espalda a su mujer ahogando las ganas, ganas de volverle a hacer el amor mezclado con ese infame deseo de matarla con sus manos...

Inspirado en Diario de un feo recién divorciado con pizcas de historias reales, en mi amigo al cual llamé el abandonado quien también inspiró el post Lázaro y dedicado con especial afecto a Silenciodd.

lunes, 6 de julio de 2009

Mirándote a los ojos


Quiero hablarte. Hoy escuché tu voz. Sé que eras tú, lo supe porque mis pasos se hicieron lentos y una aprensión en el pecho me obligó a dar media vuelta y recorrer mis pasos de reversa. Sin embargo quiero hablarte.

¿Encontraré el valor algún día?

Quiero hablarte, necesito hablarte mirándote a los ojos, necesito escucharte o no escucharte, saber si es silencio lo que queda por decir, saber a que huele ahora tu presencia, saber si me dueles porque te amé o me dueles por tu traición, necesito entender esa mirada lasciva que aún busca desnudarme.

Quiero hablarte mirándote a los ojos y que me mires también, que me sostengas la mirada como lo hacías antes, quiero hablarte y al hacerlo saber que sientes, saber si sientes, saber si fue, saber si hubo, saber si fui, saber que fui...

Quiero hablarte y que pierdas el valor, reconocerte de entre las sombras del pasado, encontrar de nuevo esos ojos que tiemblan al sentirme cerca deseando y no, quiero hablarte sin decirte nada, que me veas frente a ti para que sientas que me tienes cerca y tu máscara se caiga, como antes, como siempre, como nunca...

Y te dejo esto que escribi hace tiempo y hoy se tropezó conmigo al entrar en el baúl de los recuerdos:

(fragmento)

¿Que si te recuerdo? ¡Claro!
Eres la causa por la que sufro y por la que rio,
debo decirlo, gracias,
porque me mostraste los peligros de la vida,
porque me enseñaste a decir te quiero...


Blog de Oro

Entre risas falsas y lágrimas disfrazadas

Aún no puedo evitarlo, de hecho me doy cuenta que es más fuerte que nunca aunque tan disfrazado, que parece tan sutil... apenas perceptible a la mirada sensible de quien me conozca lo suficiente.

No quiero mencionarlo aqui, pero también quiero gritarlo. El punto es que de nuevo y como siempre tengo que limitarme a no sentir o sentir lo menos que se pueda, y otra vez aparece el milagroso recurso de la razón, intelectualiza todo y es como quitarle lo ácido al limón, sólo queda ese saborcito agrio no tan molesto, que no te quema el estómago...

Y una serie de recursos acuden a mi mente, finalmente nadie es imprescindible, ni tan importante para ser el único...no obstante me duele, me quema, me desgarra tan hondo que me impide gritar, el dolor es tan agudo que ya no puedo reaccionar a él, me noquea, me aniquila.

Así, mi mente nada en un río de agua dulce y salada, en esa calma extraña antes de la tormenta, se pierde infinitamente en un ir y venir de alegrías infinitas, de entrega "total" y pérdida parcial, de amor absoluto e indiferencia...

Después de todo ¿qué es el amor? sólo fluctuaciones de emociones sin definir... y aún así, sé que le amo.

jueves, 2 de julio de 2009


Joshua Nathaniel (amigo imaginario de Neli) -Lo que pasa es que no tienes juicio de realidad

Neli -Claro que tengo juicio de realidad, tan lo tengo como que estoy hablando contigo ahora













PD: Pobre Neli...

miércoles, 1 de julio de 2009

07 de agosto


Trae las velas y colócalas alrededor de la cruz de ceniza.

Siéntate ahora junto a Luis para cerrar el círculo alrededor de su cuerpo inerte.

Cada uno absorberá ahora algo de su esencia, algo de su energía que aún puede sentirse como un aura que emana de su cuerpo.

Tú, Luis, te quedarás con su alegría.

A ti, te corresponde el dolor que desgarró sus entrañas; tú tomarás su nostalgia; a ti te corresponde su sonrisa; en ti conservarás la profundidad de su pensamiento; tú el amor inmenso que lo inunda todo; y yo, me quedo con el odio reprimido, con todas las palabras ahogadas en sus silencios...