Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 1 año

miércoles, 17 de noviembre de 2010

AMANTES

Nadie podría negar que es naturaleza humana buscar lo prohíbo, entre más tabú sea mayor es el deseo y la excitación que provoca; tampoco podría negar que ya había tenido una que otra experiencia de ese tipo, los hombres maduros siempre habían sido mi debilidad y por desgracia entre más interesantes mayor compromiso social tenían, una novia en el mejor de los casos, pero podían ser incluso casados y con hijos, allí era donde venía la culpa, aunque lograba mantenerla sumergida por un tiempo sobre todo si no había hijos.

La noche que le conocí habían pasado ya varios años en que me aferraba a mi ideal 
de fidelidad, pero estaba pagando las deudas, mi pareja no creía en eso de ser solo de una mujer, al contrario, le gustaba experimentar, conocer nuevas formas y sabores, escuchar nuevos gemidos y el calor de otras lenguas, era un buen amante y podía darse esos lujos; vamos, no cualquiera tiene dotes de seductor. Era una de esas noches en que estaba esperándole, con un short corto a media nalga y desgarrado, una blusita semitransparente que dejaba ver mis senos grandes sin bra; ansiosa por verle desde el balcón de mi casa fumaba un cigarrillo al mismo tiempo que me iba excitando con la imagen de su cuerpo sobre el mío, entonces el celular sonó: "esta noche no…"

Fue así como busqué un consuelo en el msn, aunque en realidad tenía pocos contactos que se conectaran a partir de la media noche pero de vez en cuando alguien nuevo aparecía sin conocernos se podía volver interesante, al menos charlar para alejar algo la soledad. Casi cuando perdía la esperanza de encontrar alguien con quien hablar apareciste tú, no recuerdo como o porque, el punto es que me agregaste y comenzamos a platicar, ambos solos…

¿Cuándo cambiaron las cosas y comenzamos a estimarnos? La soledad suele unir personas, el desamor y la nostalgia son siempre culpables de nuevas pasiones. Eso fuimos tú y yo, el consuelo del otro estando lejos, la ilusión de una nueva esperanza, el anhelo de brazos que se sabían lejos, el deseo de un cuerpo que en la imaginación más de una vez fue entregado, la paz que daba el saber que alguien más te estaría pensando en algún lugar del mundo…

En verdad lo siento…



4 comentarios:

Yemaya dijo...

La soledad acaba uniendo corazones, porque uno está más predispuesto a dejarse llevar.. Al final nunca sabemos el destino hasta donde nos llevará.
Besos y susurros muy dulces

Amanteceres dijo...

Me uno a tu sentimento. Es precioso tu texto. Felicidades!!

Un beso desde mis Amanteceres

Desvanecerse dijo...

Las coincidencias son tan fortuitas que todas tienden a coincidir.

Lo que sucedió es lo único que podía suceder.

Besotes

Kaban Oxlahun dijo...

Oh si.... la soledad puede hacer tantas cosas, pero de vez en cuando es necesario explorarla; quizá después te arrepientas, pero lo hecho, hecho está...

Besos y abrazos