Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 2 años

viernes, 24 de octubre de 2008

Rechazada?

¿Alguna vez te han rechazado? Sí, me refiero a ese rechazo que tanto duele, al rechazo de tu pareja, ¿alguna vez te ha pasado?, seguramente entiendes entonces lo que se siente.

Pueden pasar mil cosas por tu cabeza: ya no le gusto, no sé como excitarlo, ya no me quiere, es egoísta…no sé, pero el caso es que tú te quedas vacía, sola, te giras en la cama y quizá le des la espalda, no han pasado ni cinco minutos cuando tú estás llorando en silencio y él duerme profunda y tranquilamente, que escena tan triste, cuando en otras ocasiones duermes sobre su pecho y el roce de su piel te brinda calor, ahora sólo te provoca escalofrío, así que te levantas dispuesta a dejar de sentirte como basura.

Vas por esas tan queridas pastillas para dormir y tomas una esperando que te ayude a conciliar el sueño, regresas a la cama y te vuelves a acostar a su lado, pero estar allí velando sus sueños te hace sentir peor así que decides dar un recorrido por la casa, mientras en tu mente pasan escenas tuyas y de él, pasa media hora, una hora, dos horas y sigues despierta…

Regresas al cuarto y evitas su contacto, buscas otra cama y tomas la almohada como consuelo, te aferras a ella como si fuera él, la aprietas contra tu pecho y ahogas una lágrima, al fin, exhausta caes en un sueño superficial, sollozas en ratos y las sábanas no son suficientes para darte calor.

La mañana llega al fin, tienes los ojos cansados, doloridos e hinchados de llorar dormida, haces un esfuerzo por despertar y entonces él se percata que no estás a su lado, ja, aún tiene el descaro de preguntar si dormiste en la otra cama y por qué, ¿acaso no era razón suficiente su humillación?

Lo ignoras y respondes cualquier estupidez, le dices la hora y te alejas para vestirte…comienzas a trabajar, se levanta y se despide, sí, así es, continuas sintiéndote vacía, sola y triste, quizá aún más…

No hay comentarios: