Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 2 años

domingo, 10 de abril de 2011


Quiero volverme puta, irme de la ciudad sin avisar a nadie, perderme, borrar mis cuentas de internet, eliminar cualquier contacto con el mundo, tirar a la basura mis celulares.

Quiero raparme la cabeza, arrancarme las uñas, ponerme un piercing y no limpiarlo nunca, quiero borrar mi nombre y todo lo que a él se relacione.

Quiero hacerme un tatuaje, dejar de comer, dejar de bañarme, dejar de dormir. Quiero ser una vagabunda, una desconocida, que nadie pueda interesarse en mí.

Quiero ser una persona sin sombre, alguien sin pasado, sin presente ni futuro. Quiero ser invisible, que nadie pueda recordar mi rostro, que nadie se dé cuenta que he pasado a su lado.

Quiero hacerme daño, quiero deteriorar mi cuerpo, tener llagas en la piel, enfermarme de SIDA, tener una crisis psicótica y sacarme los ojos.

Quiero que me rapten, que un drogadicto me viole y me tire por un barranco después de darme una paliza, quiero que me dé un paro cardiaco, entrar en coma diabético o hacerme un vegetal para que me desconecten el oxígeno y entonces sólo entonces poder morir…

4 comentarios:

Desvanecerse dijo...

Una de las grandes desventajas de la prisa es que lleva demasiado tiempo.
Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico.

Nos embotamos de tantos deseos que se nos hace imposible vivirlos.

Besotes

Kaban Oxlahun dijo...

No puedo decirte si lo quieres está bien o mal, pues el deseo es solamente tuyo.

Si deseas desaparecer, adelante, nadie puede atarte a donde no quieres estar...

Pero no dejes de vivir lo que estás sintiendo, tú sabes mejor que yo que de nada sirve cerrar los ojos ante la adversidad, ni negarse a ver lo que tenemos enfrente.

Es doloroso, cuesta, arranca lágrimas a su paso, pero no es una casualidad lo que está pasando.

Quizá no nos guste la forma en que todo pasó, quizá los sentimientos encontrados sea lo que nos hace actuar, pero ante todos los obstáculos de antes saliste adelante.

Con él se fue una parte de tu vida, pero tu vida sigue siendo tuya.

Toma el rumbo que mejor te parezca pero no en un arranque desenfrenado, pues sabemos que ellos nos llevan a ningún lado.

Has lo que gustes hacer, y recuerda que no estás sola; de verdad te digo, que aunque no pueda estar personalmente contigo no dejas de estar en mi mente y en mi corazón.

La distancia física no es impedimento para amar, al contrario, es la prueba más grande de que podemos amar aunque no estemos a su lado.

Te quiero mucho niña, al rato te mando mensaje...

Manolo Blog dijo...

Una vez que llegues abajo, solo queda... subir.

Amanteceres dijo...

Duele leerte.

Te mando un inmenso abrazo.