Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 2 años

domingo, 7 de diciembre de 2008

-Lo curioso es que no me siento triste.

-Entonces cómo estas?

-No sé, sólo estoy, sigo aquí, estoy en automático, creo que ya no siento, o si siento, no sé que es. Es un misterio…

-No te entiendo.

-Lo sé, no busco que me entiendas, de nada sirve de todos modos, cualquier cosa que hagas será nada.

-Entonces?

-Nada. Hubo un tiempo en que conocí a un hombre, mucho mayor que yo, con experiencia, yo era sólo una chiquilla, no recuerdo si tenía 17 años. En ese entonces mis padres se estaban separando y yo estaba en crisis, me pesaba ser intermediaria entre ellos y siempre se busca un alivio a los problemas, en cualquier cosa, ese es el problema, se busca la salida que tengas más a la mano. Y él estaba allí, a la mano…

-¿Era casado? Cuéntame la historia, quiero saber.

-Tenía (más bien tiene) pareja, una familia, o mejor dicho dos, pues era divorciado, con hijos de dos mujeres. ¿En verdad quieres conocer la historia? Tu curiosidad siempre ha sido muy grande, por eso nos conocimos. No quiero contarte, muchas veces no quiero contarte, dime cómo haces para que al final termine contándote, quizá la verdad sea que si quiero contarte.

-Si no me quieres contar es porque pasó algo con ese hombre, no? Y seguramente te avergüenza, quizá te involucraste, tuviste una aventura, ¿no te enamoraste verdad? Dime que no.

-Por eso siempre termino diciéndote, haces demasiadas inferencias, tu mente es muy volátil. No, no me enamoré, como te lo dije, era un escape.

Mi historia es muy simple, conoces, creo, espero que sí, pero no estoy muy segura, en fin, siempre he sentido un impulso sexual más fuerte que la mayoría de las chicas de mi edad, hasta hoy sólo conozco otra igual, también la conoces tú, pero ese no es el punto.

Te decía, él tendría entonces unos 40 años, pero seguía siendo muy atractivo, alto, fuerte, musculoso, sensual, coqueto; y yo, inquieta… no recuerdo como comenzó, supongo que nuestros cuerpos enviaron las señales correctas y se identificaron, se buscaron hasta encontrarse.

No me veas así, no tuve relaciones sexuales con él, fueron solo algunos fajes, leves, pero la historia importa por lo que no pasó. Hubo un viaje, al cual iríamos los dos, yo tendría un cuarto para mí sola, era la gran oportunidad, un viaje académico, todo estaría justificado.

Y hubo otras oportunidades, constantemente viajaba con él, por la escuela, pero en ese tiempo tuve la fuerza para alejarme, para darme cuenta de lo que estaba haciendo. Era una estupidez, te das cuenta?

-Sí, tus padres habían terminado por una infidelidad, y tú, estabas enrolándote en una relación de tres, te estabas metiendo en la familia de alguien, haciendo lo que le habían hecho a tu familia, hacías lo mismo que te tenía sufriendo.

-Sí. Sabes cómo pude alejarme? Caminé por la calle en donde vivía, vi a sus hijos, vi a su mujer, vi la alegría en los ojos de sus pequeñas hijas y me dije a mí misma que yo no quería ser responsable por una sola mirada triste de alguna de ellas. Y me alejé, hice todo lo que tenía que hacer para no verlo, y ahora me siento muy bien, estoy orgullosa de haberlo logrado, incluso ahora lo veo y lo saludo feliz, porque sé que todo estuvo bien.

Quiero poder mirarte después de muchos años y sentirme igual. ¿Quieres ayudarme? Háblame de ella, dime cuánto la quieres, ella tiene algo a su favor que hará que no me acerque siquiera con la imaginación, saldrás incluso de mis sueños, sabes qué es?

-No, dime.

-Quizá no deba escribir su nombre, pero es pequeña y creció en sus entrañas... sí, ella es su ventaja, por ella, sólo por ella yo me voy.

2 comentarios:

Eco dijo...

Me gusta tu estilo de redacción, es clara, tiene su ritmo, necesitaría ver un poco más para considerar si ya tienes incluso un estilo propio.

La única crítica que te haría es que no forces el texto, tienes varias ideas que quieres expresar pero al sacarlas no lo haces de manera natural, se siente como un dialogo forazdo, específicamente lo noté en esta parte:

"Y hubo otras oportunidades, constantemente viajaba con él, por la escuela, pero en ese tiempo tuve la fuerza para alejarme, para darme cuenta de lo que estaba haciendo. Era una estupidez, te das cuenta?

-Sí, tus padres habían terminado por una infidelidad, y tú, estabas enrolándote en una relación de tres, te estabas metiendo en la familia de alguien, haciendo lo que le habían hecho a tu familia, hacías lo mismo que te tenía sufriendo."

La manera de ligar las ideas en el diálogo no me parece la más fluida, la más natural. El que el interlocutor le diga que está haciendo lo mismo que su familia en ese momento no parece natural, sobre que se ha visto que sólo está preguntando.

En fin, eso es lo que creo yo, sólo cuestión de un poco de práctica.

Eco dijo...

La moderación de comentarios sucks