Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 1 año

domingo, 14 de febrero de 2010

Porque es febrero...y es 14


Quizá fue el tiempo, quizá tu personalidad y la mía, quizá empezó cuando decidiste tener novia y allí marcamos la primer distancia, tal vez fue que ella se encelaba demasiado conmigo y yo preferí respetarte y respetarla, después de todo quizá podría llegar a ser algo serio más aún cuando pasó el primer año, no obstante seguiamos charlando, muy de vez en vez, con más dejo de nostalgia cada momento.

Talvez fue que yo también quise tener novio y experimentar abrazos diferentes y nuevos escalofríos, tal vez tuviste que manejar tus celos y eso te llevo a mantener mayor distancia, tal vez algo siniestro y misterioso aún se mantenía y reavivaba cada vez que me sonreías, cuando disimuladamente nos saludabamos con un beso suave muy cerquita de nuestros labios y a la par desviabamos la mirada, perpetuando nuestro abrazo con un suave apretón como si necesitaramos estar más cerca.

Probablemente en un momento caminamos cada quien dándonos la espalda y aunque cada cien pasos nos deteníamos y girabamos para ver al otro, nos topabamos con su andar despacio y la suela de sus zapatos dándonos la cara. Y me dolía y te dolía, y cada vez menos nos buscábamos y cada que lo hacíamos era todo más superficial, con la urgencia de separarnos porque el aroma del aire sabía a dolor y distancia.

Quizá sólo han sido las circunstancias, tu situación y la mía. Y yo me he preguntado anoche si ha valido la pena, si en verdad teníamos que sacrificar lo nuestro por lo de todos o si acaso sólo nos hemos dado cuenta demasiado tarde, o mejor aún, si te has dado cuenta demasiado tarde.

Me queda decirte que mi afecto sigue intacto como desde el primer momento en que comenzamos a convivir, perdón por alejarme, no sé quien marcó la pauta pero es lo que menos importa. Te veo casi diario y no tengo palabras para ti, me sonríes y me abrazas como siempre, pero tu fuego se ha ido apagando, te veo caminar por los pasillos cavisbajo, se ha ido el coqueteo de tus ojos, se ha ido ese noseque que a toda mujer embriagaba y no sé como acercarme...

Y me duele...un poco...y estoy un 99% segura de que tú ni siquiera te acuerdas de mí si no me ves, y en cambio yo...yo...anoche pensé en ti...

1 comentario:

Desvanecerse dijo...

Los caminos no están ante nosotros; han sido hechos al transitarlos, los que dejamos quedaron llenos de recuerdos y preguntas.

Solo el destino se encarga de separarlos, unirlos o cruzarlos.

Besotes