Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 1 año

miércoles, 13 de mayo de 2009

Amanecer


Envuelta en sabanas de seda yace sedienta, bañada en el sudor de él, exhausta y sonriente.


Él con los ojos cerrados a su lado suspira. Sabe que ella lo ama y él se ira.


Intenta mantener su imagen desnuda dentro de su memoria, quiere recordarla así, exhausta y sonriente.


Ella ni se imagina que esta noche fue su despedida. Suspira pero no por la misma razón que él.


Al amanecer ambos caminaran en sentidos opuestos. Cada cual con su dolor.

6 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Sabes que es la última vez, amarga de antemano las despedidas. Ella no lo sabe, él sí, pero... ¿quién sufre más? Es todo tan complicado...

Besos.

Amanteceres dijo...

Una noche de amor que jamás se podrá olvidar...


Besito

Juan Seductor Nadie dijo...

Cada cual con su recuerdo del ayer gozado, el deseo del mañana por gozar.
(gracias por tu comentario guapa. Te sigo).

Desvanecerse dijo...

El lamento del amante en su esencia no debe ser esclavo, ni de sí mismo, ni de los otros, sino de amante.
Su único fin está en el amor.
Besotes

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Los desecuentros son dolorosos, pero los desencuentros después de un encuentro lo son mucho más...

Besos rojos,
HR.

suspiros dijo...

Diavolo tienes tanta razón, y no sé quiza él por ahora pero después? pero tú lo has dicho, es todo tan complicado.

Amanteceres, efectivamente sera una noche inolvidable, el placer sentido se convertira en recuerdo doloroso.

Juan: tú tan tranquilo como siempre, el pasado es pasado no?

Desvanecerse, mi querido poeta y cual es el fin del amor?

Habitaciones rojas... gusto en conocerte, es cierto, los reencuentros duelen tanto...