Lo que dejo atrás

Lo que dejo atrás
caminar

También Sígueme en

  • El narrador - Verónica rompe en llanto de desesperación, las semanas ya le han parecido años encerrada en ese lugar pese a sus caminatas, pese a que le permiten estar ...
    Hace 1 año
  • Intermedio - ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: El desamor como principio básico de mi existencia, o de la Existencia, así...
    Hace 2 años

domingo, 31 de mayo de 2009

Cuando yo era fea


No me crees? En serio, yo era tan visible como una aguja en un pajal. Solo mis compañeros de secundaria que habian ingresado a la prepa me conocían. Pero yo no quería ser invisible por más tiempo. Sólo me conocían por mis grandes bubis, lo cual era molesto, yo no soy solo pechos...así que los escondía lo más que podía, con enormes sudaderas.


Un día me levanté y me miré largo rato en el espejo, me desnude frente a él, observé cada parte, cada centímetro, en realidad no me disgustaba mi reflejo, pero tampoco era todo lo que quería, quizá un poco menos de grasa en el abdomen. Mis piernas eran fuertes, después de todo de algo servía el ejercicio.


Inspeccioné mi rostro, había que acomodar esas cejas, no tenían forma y mis ojos eran grandes y hermosos, pero detrás de esos terribles lentes aún de cristal grueso y pesado habiendo ya otras posibilidades, no se veían, no lucían. Algo de maquillaje me vendría bien, pensé, sólo un poco.


Le sonreí a ese reflejo decidida a no ser invisible nunca más. Comencé por cambiar mi cabello, un nuevo corte que resaltara mis ojos me sirvió bastante, depilé mis cejas y delinee mis ojos, exploté mi sonrisa al máximo.


Ni hablar del guardarropa, adios a las enormes sudaderas para esconder mis pechos, ya no verían solo eso porque toda yo sería hermosa. Dejé florecer además mi coquetería natural, mi alegría y ya, funcionó como varita mágica, al día siguiente me conocían los tres grupos de mi nivel, y en menos de un mes, era extraño que alguien no supiera de mi en toda la prepa.


Confieso que fue un cambio bastante brusco, en realidad quería dejar de ser invisible, pero no tanto, es decir, siempre he disfrutado de algo de anonimato y entonces se volvio imposible. Entonces me volví sociable por obligación. Pero confieso que aún hoy, sigo buscando ese lugar solitario donde nadie pueda verme, donde a nadie le importe quien soy; y cuando necesito levantar algo mi autoestima solo vuelvo a ese espejo y hago la magia...

2 comentarios:

Amanteceres dijo...

Es importante quererse a uno mismo, un poquito de coqueteria siempre es efectivo...

Te felicito por tu cambio, ya sabes el dicho "Renovarse o Morir" jeje. Se nota que estás llena de vida...

Un besito.

Elwimg dijo...

Una mujer siempre sabe como resaltar su belleza, aunque hay algunas que la belleza son ellas mismas, que bueno que tú lo supiste...


Un beso.